RESERVA
TUS VACACIONES
  • LLEGADA
  • SALIDA
VER RESERVAS
¡No pisen las hierbas, bébanselas!
Breve y cuando menos cuestionable historia de las hierbas ibicencas

(Por Pablo Burgués)

Hola amigas, hoy vamos a hablar de esa cosa a la que le debemos los momentos más divertidos de nuestras vidas y también nuestras cagadas más memorables: nuestro amigo el alcohol (palabra que proviene del árabe al-kul, que significa no veas los ciegos guapos que te pillas con esto Mohamed”. Y es que fueron ellos, los simpáticos árabes, quienes fabricaron el primer alambique y con él destilaron los primeros alcoholes.

 

Pero el buen rollito no les duró mucho a los chavales, ya que pronto apareció en la fiesta un colega muy poco rumbero llamado Mahoma y un libro muy mucho menos rumbero aún llamado El Corán, y con ellos se jodió lo que se daba… Fue en aquel preciso instante de la historia de la humanidad cuando los árabes inventaron la frase “tirar el alambique y esconder la mano” y de golpe y porrazo se hicieron todos abstemios los muy musulmanes.

Entonces aparecieron en escena los cristianos, quienes al grito de “si queréis dejar la droga, dejadla aquí” se hicieron con todos y cada uno de los secretos de la elaboración de bebidas espirituosas y empezaron a destilar todo lo que encontraban a su alrededor. De esta manera fueron apareciendo poco a poco las diferentes bebidas espirituosas típicas de cada región. 

En el caso de Ibiza, lo único que los payeses tenían a mano por aquel entonces era ganado y hierbas. Tras varios intentos fallidos de meter una cabra chica en un alambique, finalmente se decidió probar con las hierbas. Y fue así y solo así como nació la bebida más Typic d’aquí de todas (sin contar el Moët & Chandon claro). Estoy hablando del archiconocido y mil veces laureado licor de hierbas ibicenco.

Este licor está hecho sobre una base de anís a la que se añade una mezcla de hasta 28 hierbas típicas de Ibiza (hinojo, hierba luisa, eucalipto, manzanilla, romero, lavanda...). Durante siglos las familia ibicencas han elaborado este delicioso licor en sus propias casas, pero es más fácil que un payés te deje 5.000€ a que te desvele su receta.

 

¿Qué soy un exagerado? Os contaré una historia para que veáis que no lo soy: Un día en un bar de Sant Mateu d'Albarca probé un licor de Hierbas especialmente sabroso y cometí la tremenda osadía de preguntar a la dueña por el secreto de su sabor. De repente todos los clientes del bar se quedaron en silencio, un cuervo graznó, un chacal entró en el local con una serpiente de cascabel en la boca y un gran fardo de hierba seca comenzó a rodar por el suelo empujado por el viento… Entonces la señora ladeó su sombrero, me miro de reojo, escupió tres veces en el suelo y me dijo: “Forastero, si te contara uno solo de los secreto de mi licor después tendría que despellejarte vivo y enterrarte bajo la Sabina más vieja de Ibiza”. Acto seguido se quitó un ojo de cristal, tiró una bomba de humo en el suelo y desapareció como un ninja.

Y esto es todo lo que tengo que decir sobre este tema.

 

--------------------------------------------------------------

Leer más historias Typic d’aquí

Seguir a Typic Hotels en  Instagram y Facebook

VOLVER